Tengo una raja en el parabrisas: cómo actuar

/

Una raja en el parabrisas es una de los daños en el coche más problemáticos, sobre todo cuando se está en carretera, ya que a menudo ocurre por un impacto durante la conducción. ¿Qué podemos hacer cuando la luna delantera se ha rajado?

En los últimos posts del blog de Cristalbox te hemos hablado de los efectos que pueden tener los golpes en las lunas de nuestros vehículos. Te explicamos qué es un ojo de buey y cómo repararlo. Sin embargo, una raja en la luna delantera puede ser más difícil de arreglar.

En este post vamos a explicarte cuáles son las causas y cómo actuar si el parabrisas de tu coche se ha rajado.

¿Qué puede causar una raja en el parabrisas?

La causa más común para que un parabrisas se raje es son los golpes. A veces, un impacto que genere un ojo de buey puede ser tan fuerte que produzca rajas de distintas longitudes en el cristal.

Otro de las causas más comunes de rajas o grietas en el parabrisas son los cambios de temperatura. Si nuestra luna delantera ya estaba dañada, es posible que al aparcar al sol o entrar en un lugar más frío la dilatación del cristal agrande ese daño. Por eso siempre te recomendamos acudir cuanto antes a un taller especializado.

¿Se puede conducir con una grieta en el parabrisas?

Según como sea el tamaño de la grieta en la luna delantera, puede no suponer una dificultad para seguir circulando y terminar el trayecto. Si la raja no dificulta la visión del conductor, es fácil dejarla pasar y seguir haciendo viajes retrasando la visita al taller.

Pero existen varios factores que tenemos que tener en cuenta con un parabrisas en mal estado. El más importante es que realmente no se puede reparar una grieta porque la luna delantera ya se habrá debilitado.

El parabrisas es uno de los elementos de seguridad más importantes de nuestro vehículo. Transmite la fuerza al techo en el caso de que se produzca un impacto y esto reparte las fuerzas del golpe y minimiza los daños del vehículo. Si el parabrisas está dañado, nuestra seguridad ante futuros accidentes se ve comprometida.

Aunque en principio no parezca grave, se debería acudir al taller cuanto antes.

Trucos para evitar una grieta en el parabrisas del coche tras un golpe
Ejemplo de grieta en el parabrisas. En este caso, el daño sería irrecuperable y recurriríamos la sustitución.

Cómo cuidar de tu parabrisas rajado antes de llevarlo al taller

Si tu luna delantera está rajada y no quieres que los daños empeoren antes de llevar el coche al taller, estas son algunos consejos que evitarán que la grieta se extienda.

Ya te explicamos con más detalle cómo evitar que se agraven algunas de las roturas más comunes en los cristales de tu coche en este post.

Sin embargo, estos son algunos consejos resumidos:

  • Evita el sol directo si tu parabrisas tiene una raja. La luz solar calentará el cristal, hará que se dilate y crecerá la grieta.
  • No laves el coche. Si tu luna delantera está rajada, el agua puede producir un cambio de temperatura. En el caso de las estaciones de lavado, la presión de los rodillos en el cristal puede agravar el problema.
  • Evita conducir por carreteras en mal estado. Los saltos, baches y movimientos bruscos en un coche con una raja en el parabrisas solo conseguirán que se haga más grande.

¿Cómo puedo arreglar un parabrisas rajado?

Si tu coche ha recibido un impacto en la luna tan grande como para agrietarla, lo más seguro es acudir a un profesional antes de que la situación empeore.

En los talleres Cristalbox nuestros los técnicos analizarán el caso y te propondrán la mejor solución entre reparación o sustitución. Además, nos haremos cargo de todos los trámites con tu compañía aseguradora para que no tengas que preocuparte por nada.

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro teléfono o usando nuestro formulario web para reservar cita en tu taller más cercano.

Deja un comentario