¿Cómo se hace una sustitución de parabrisas?

| | ,

Sustituir el parabrisas puede sonar extremo cuando hablamos de un pequeño golpe que ha rajado el cristal. Sin embargo, para los profesionales, hay una serie de condiciones que suponen un riesgo para la conducción por la reducción de la visibilidad.

Por ejemplo, reparar un ojo de buey mayor que una moneda de dos euros sería un riesgo porque podría distorsionar lo que vemos a través de esa zona del cristal.

Del mismo modo, tampoco se recomienda reparar golpes cercanos a la zona de visión del conductor. En ese caso se recomienda la sustitución del parabrisas.

Otra situación en la que la sustitución se antepone a la reparación son las grietas en los márgenes del cristal. El motivo es simple, si el parabrisas se debilita estamos poniendo en riesgo la seguridad del vehículo completo en el caso de colisión.

En este post vamos a explicarte los pasos para la sustitución del parabrisas en el taller.

El proceso de sustitución del parabrisas, paso a paso

Puede que sustituir un parabrisas suene algo más imponente que repararlo, pero en realidad es muy sencillo cuando se cuenta con los técnicos y las herramientas adecuadas. Para el conductor, solo supondrán aproximadamente dos horas desde que empiece la sustitución para volver a la carretera. Para acudir al taller tendrás que concertar antes una cita previa.

  • Cuando el coche entra al taller retiramos el espejo retrovisor interior y protegemos las superficies del exterior y el interior que puedan ser rayadas. También quitamos las escobillas y otras gomas.
  • El siguiente paso consiste en quitar el adhesivo que refuerza la posición del parabrisas. Este adhesivo se llama uretano. Para retirarlo, utilizaremos una cuchilla especial.
  • Ahora podemos quitar el parabrisas dañado que vamos a sustituir. Usaremos unas ventosas diseñadas para este trabajo como las que puedes encontrar aquí.
  • Sin el cristal, podemos limpiar los restos de uretano de los marcos para el parabrisas para que la superficie quede limpia.
  • Luego reaplicamos capas de adhesivo en los márgenes utilizando productos profesionales y ayudándonos de una pistola.
  • Ya podemos instalar el nuevo parabrisas, aunque no hemos completado la sustitución.
  • Esperamos unos minutos a que se inicie el curado del adhesivo para que se asiente el cristal sustituido. El tiempo variará dependiendo del fabricante.
  • Volvemos a instalar retrovisores, escobillas y dejamos el vehículo igual que como entró al taller con el parabrisas nuevo.

En condiciones normales, este trámite dura alrededor de dos horas desde que los técnicos empiezan a trabajar en el parabrisas. Sin embargo, si tu vehículo incorpora un sistema ADAS, habrá que calibrarlo. Te recomendamos leer nuestro post sobre recalibración tras la sustitución de la luna delantera y los riesgos que supone no hacer este paso correctamente para la seguridad en carretera. 

¿Qué pasa después de la sustitución?

Aunque la sustitución de un parabrisas puede hacerse en apenas dos horas, es muy recomendable que el conductor siga una serie de pautas después de salir del taller.

Cuando acabamos de cambiar la luna delantera, el uretano no ha terminado de curarse y no es algo malo. Si no se dan condiciones complejas, podremos conducir sin problema al salir del taller.

No obstante, puede que te preguntes qué pasa con tu parabrisas recién sustituido en relación con el agua, los golpes, el calor y otros elementos.

Ten en cuenta que estos cinco consejos tras cambiar la luna delantera que preparamos están pensados para las primeras 24 o 48 horas desde que se produjo la sustitución.

¿Y el seguro? Nos ocupamos de todo

El parabrisas es una parte vital de nuestro coche, y también es una de las más expuestas. Cuando hay algún problema, conviene acudir con urgencia a un taller, y en las compañías de seguros los trámites relacionados con lunas son unos de los más comunes.

La cobertura o no de la sustitución del parabrisas por parte de tu compañía aseguradora depende de la póliza contratada, las condiciones del accidente, etc. Como taller especializado en reparación y sustitución de lunas no podemos decirte mucho más al respecto.

Sin embargo, en Cristalbox nos comprometemos a llevar a cabo todos los trámites necesarios con la compañía aseguradora de nuestros clientes.

Si buscas un taller cercano donde reparar o sustituir tu parabrisas puedes utilizar nuestro localizador de centros y reservar tu cita llamando al teléfono gratuito 900 2626 00 o directamente desde nuestra web.

Anterior

Cómo reparamos una luna rota del coche en Cristalbox

Pegatinas en lunas y parabrisas, todo lo que necesitas saber para la ITV

Siguiente

Deja un comentario